header image

ARGUMENTOS CIENTÍFICOS QUE JUSTIFICAN LA APLICACIÓN INMEDIATA DEL PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN. POR ROGER SANTINI

Posted by: tarifacontraelradar | 16 enero 2010 | No Comment |

1

© Roger SANTINI – (Abril 2006)

Roger.santini@free.fr

Se autoriza la reproducción y la difusión de este texto siempre que se cite a su autor y las referencias bibliográficas

que constituyen “la fuerza argumental” de estos datos científicos.

www.next-up.org

ARGUMENTOS CIENTÍFICOS QUE JUSTIFICAN LA APLICACIÓN

INMEDIATA DEL PRINCIPIO DE PRECAUCIÓN EN CONTRA DE LA

TELEFONIA MOVIL

Por

Roger SANTINI

Doctor del Estado en Ciencias

Miembro Emérito de la “Bioelectromagnetics Society” (USA)

INTRODUCCIÓN

Millones de personas utilizan un teléfono móvil celular, y muchos miles de

antenas repetidoras, que generan microondas (hiperfrecuencias) pulsadas con

frecuencias extremadamente bajas, permiten funcionar a estos teléfonos. Mientras el

discurso oficial habla de la no peligrosidad de esta nueva tecnología, el siguiente texto

presenta argumentos científicos que subrayan lo contrario, su comprobada nocividad

para la salud.

N.B. Algunos de los argumentos científicos presentados en este texto han sido

objeto de una Conferencia en Washintong en el 26º “Meeting international de la

Bioelectromagnetics Society” (R.Santini. Why to applay the precautionary

principle agains mobile phone base stations. Abstract book. 2004. Pages 293-

294).

 Diferentes factores pueden modificar el nivel de exposición a las microondas

pulsadas de las poblaciones vecinas de las estaciones repetidoras, y en particular: – la

distancia de la fuente emisora, – el hecho de estar o no colocado en el lóbulo principal

de hiperfrecuencias situado delante de las antenas emisoras, – la presencia de

“reemisores pasivos” constituidos por estructuras (contraventanas, puertas de garajes,

rampas de escaleras), que “pueden reforzar” la intensidad del campo eléctrico

microondas en el momento de medir (Informe INERIS de diciembre del 2003, página

22), – las fluctuaciones en las potencias emitidas por las estaciones repetidoras en

función del número de comunicaciones telefónicas habidas, – la presencia de otras

fuentes electromagnéticas en el entorno, – las modificaciones por los operadores del

número y(o) de las características de las antenas presentes en el emplazamiento. (R.

Santini. Les téléphones cellulaires et leurs stations relais : risques pour la santé? La

Presse Médicale. 1999. 28: 1884-1886- R. Santini et coll. Danger des téléphones

cellulaires et de leurs stations relais. Pathol. Biologie. 2000. 48 :525-528).

 Igualmente el nivel de exposición de los usuarios de los teléfonos móviles es

susceptible de variar con: – la duración de las comunicaciones, – el empleo o no de un

kit “manos libres “ que aleja el teléfono de la cabeza, – la edad del usuario (mayor

sensibilidad de los niños en los que la penetración de las microondas pulsadas es más

importante que en el adulto), – las características técnicas del aparato utilizado, …- la

utilización del móvil en malas condiciones de transmisión en los sótanos, cuando hay

lluvia, niebla,….(R. Santini et coll. Electric fields from 900 MHz digital cellular

telephones. Bioelectromagnetics. 20º Meeting. Floride. Abstract book. 1998. Pages 95

– 96).

2

© Roger SANTINI – (Abril 2006)

Roger.santini@free.fr

Se autoriza la reproducción y la difusión de este texto siempre que se cite a su autor y las referencias bibliográficas

que constituyen “la fuerza argumental” de estos datos científicos.

LOS ARGUMENTOS CIENTIFICOS

Pueden avanzarse varios argumentos científicos para justificar una aplicación

inmediata del principio de precaución en contra de las estaciones repetidoras de

telefonía móvil y del teléfono celular, y particularmente:

1. La exposición crónica a las microondas es responsable de efectos biológicos.

El “síndrome de microondas” o enfermedad de las radiofrecuencias ha sido

descrito por los años 1960. Una publicación reciente (1) precisa que esta patología está

unida a la exposición crónica de hiperfrecuencias pulsadas, parecidas a las generadas

por la tecnología de la telefonía móvil celular.

Esta patología se caracteriza por: – un síndrome asténico (fatigabilidad,

irritabilidad, nauseas, cefaleas, anorexia, depresión), – un síndrome distónico

cardiovascular (braquicardia, taquicardia, hiper o hipotensión) y – un síndrome

diencefálico (somnolencia, insomnio, dificultad de concentración)). Igualmente se le

asocia dermografismo (alergias cutáneas, eczema, psoriasis), modificaciones de la

fórmula sanguínea, perturbaciones del electroencefalograma y de la reproducción, daño

en los órganos de los sentidos, y tumores.

N.B. Síntomas parecidos a los que acabamos de describir en el “síndrome de

microondas” han aparecido en los que viven próximos a antenas de telefonía móvil

y (o) en usuarios de teléfonos celulares ( ver a continuación).

2.La exposición a un teléfono móvil celular genera efectos biológicos.

2.1 Trastornos no específicos que recuerdan el “síndrome de microondas”:

Una encuesta epidemiológica sueco-noruega de M. Sandstrom et coll., pone en

evidencia una relación entre el número y la duración de las llamadas telefónicas y el

aumento de quejas como cefaleas, fatiga, sensación de calor en la oreja (2). Una encuesta

francesa dirigida por R. Santini et coll., informa igualmente de un aumento significativo

de la frecuencia de las quejas expresadas cuando se habla por el móvil (picor en la oreja,

sentimiento de incomodidad, calor en la oreja), en relación con la duración (superior a

dos minutos) y al número de llamadas al día (superiores a dos). Este estudio además

subraya una mayor sensibilidad de las mujeres para las perturbaciones del sueño (3).

Otros efectos de los teléfonos celulares se han observado en el hombre: Perturbaciones

de la actividad eléctrica cerebral, – Modificaciones del sueño y de la presión arterial, –

Aumento de las cefaleas,…..

2.2 El informe “REFLEX” de la Unión Europea- 2004:

Estudio financiado por la Unión Europea, Suiza y Finlandia. Doce laboratorios

han experimentado en “doble ciego” sobre el ADN células humanas y animales

expuestas a ELF (50 Hz) y a radiofrecuencias de la telefonía móvil (1800 MHzpulsadas

o no en 217 Hz). Para la telefonía móvil las dosis utilizadas de energía (TAS)

eran de 0´3 a 1 W/Kg – así pues inferiores al umbral de 2W /kg recomendado por el

ICNIRP .

3

© Roger SANTINI – (Abril 2006)

Roger.santini@free.fr

Se autoriza la reproducción y la difusión de este texto siempre que se cite a su autor y las referencias bibliográficas

que constituyen “la fuerza argumental” de estos datos científicos.

En diciembre del 2004 el Prof. Franz Adlkofer, coordinador del programa

presentó los resultados. En lo esencial:

Los campos electromagnéticos generados por los teléfonos móviles provocan

rupturas del ADN y aumentan las aberraciones cromosómicas en determinadas

condiciones de energía y de duración de exposición.

http://www.itis.ethz.ch/downloads/REFLEX-Final%20Report-171104.pdf

2.3. Teléfonos celulares y tumores del cerebro/ El estudio europeo

“INTERPHONE “.- 2006:

 En 2003, un estudio sueco hecho en 1617 pacientes evidencia un aumento

significativo del riesgo de astrocytoma en los usuarios de teléfono analógico, digital y

sin hilo (L. Hardell et coll.. Further aspects on cellular and cordless telephone and

brain tumour. It. J. Oncology. 2003.22:399-407).

 En 2004, otro estudio sueco hecho en 752 personas informa del aumento del riesgo

de tumor del nervio acústico (3´9 veces más) del lado de la cabeza donde se coloca el

móvil y utilizando el teléfono un tiempo superior a 10 años (S. Lonn et coll.. Mobile

phone use and the risk of acoustic neuroma. Eepidemiology. 2004.15:653-659).

 En 2006 y en el cuadro de un estudio europeo INTERPHONE, una publicación

inglesa (S. J. Hepworth et coll.. Mobile phone use and risk of glioma in adults: case

control study.BMJ Online First, 20º Jannuary 2006) no encuentra efecto significativo

en los tumores del cerebro.

Por el contrario, un estudio alemán ( J. Schüz et coll Cellular phones, cordless phones,

and the risks of glioma and meningioma. Am. J. Epidemiol. 2006.Online ISSN 1476-

6256) subraya para los gliomas, un aumento (2´2 veces más) en los que sólo utilizan

teléfonos portátiles después de 10 años de uso.

En 2006, L. Hardell et coll. (L. Hardell et coll.. Pooled analysis of two case-control

studies on the use of cellular and cordless telephone and the risk for malignant brain

tumours diagnosed in 1997-2003.Int. Arch.Occup.Environ. Health. 2006- PubMed.

PMID/16541280) publican un estudio de síntesis que muestra un aumento significativo

del riesgo de tumor del nervio acústico para los usuarios de teléfonos celulares y sin

hilo que les han utilizado durante más de 10 años.

3 Vecinos de las estaciones base de telefonía móvil y de emisoras de radiotelevisión

les atribuyen efectos biológicos.

3.1 Para los vecinos de las estaciones repetidoras de telefonía móvil:

3.11. Resultados de R. Santini:

El primer estudio que ha aparecido es francés. Publicado en el 2001 por R.

Santini en una revista científica francesa (La Presse Médicale) sobre 530 vecinos de

antenas (4). Pone en evidencia con relación al grupo referente (personas situadas a más

4

© Roger SANTINI – (Abril 2006)

Roger.santini@free.fr

Se autoriza la reproducción y la difusión de este texto siempre que se cite a su autor y las referencias bibliográficas

que constituyen “la fuerza argumental” de estos datos científicos.

de 300 m. o no expuestas) un aumento significativo de la frecuencia de ciertas quejas

hasta una distancia que puede llegar a : -100 m. para la irritabilidad, la tendencia

depresiva, la pérdida de memoria, las dificultades de concentración, los vértigos, – 200m

para los dolores de cabeza, las perturbaciones del sueño, el sentimiento de

incomodidad, los problemas de piel, – 300 m. para la fatiga. Los resultados obtenidos

muestran igualmente una mayor sensibilidad de las mujeres y de las personas mayores

de 60 años, y subrayan una mayor nocividad de la posición frente a las antenas.(5).

N.B. Resultados complementarios obtenidos en el estudio de R: Santini, se han

publicado en el 2002 y 2003 en otra revista científica francesa (Pathologie.

Biologie):

– R. Santini et coll. Enquête sur la santé de riverains de stations relais de

téléphonie mobile:I/Incidence de la distance et du sexe. Pathol. Biol.. 202. 50:

369-373.

– R. Santini et coll. Enquête sur la santé de riverains de stations relais de

télephonie mobile: II/ Incidences de l´âge des sujets, de la durée de leur

exposition et de leur position par rapport aux antennes et autres sources

électromagnétiques. Pathol. Biol.. 2003. 51: 412-415.

3.12. Otras publicaciones sobre los vecinos de las antenas repetidoras.

Otros estudios, uno español de E. A. Navarro et coll. en el 2003 (6) y otro

austriaco de H. P. Hutter et coll. en el 2006 (7), se han publicado después de los de R.

Santini et coll. . Sus resultados, que confirman los obtenidos por R. Santini, alertan

igualmente sobre los problemas de salud expresados por los vecinos de las estaciones

repetidoras de telefonía móvil.

Se ha realizado , en laboratorio, con voluntarios, en “doble ciego,” un estudio

oficial del Gobierno holandés aparecido en septiembre del 2003 (Rapport-TNO-FELReport-

03148). Pone en evidencia , sólo después de 45 minutos de exposición a 0´7

Vlts/m, radiofrecuencias de tipo antenas repetidoras ( GSM 00 MHz- UMTS 2100

MHz), efectos sobre la memorización, la atención visual, el sentimiento de

bienestar,….. Los resultados manifiestan igualmente diferencias significativas entre los

sujetos calificados de “electrosensibles” y otros que no lo son.

3.13. Antenas repetidoras de telefonía móvil y riesgos de cáncer:

Varias observaciones recientes manifiestan un lazo de unión entre la exposición

de los habitantes próximos a antenas repetidoras de telefonía móvil y el aumento del

riesgo de cánceres:

 En Francia, se ha hecho una encuesta en Saint Cyr l´Ecole que ha sido objeto de un

informe del Institut de Veille Sanitaire (IVS) en octubre del 2004 (“Investigation du

signalement d´un agrégat de pathologies diverses à Saint Cyr l´ Ecole –Département

des Yvelines (78) – 2004. 67 pages ” Según este informe, “el número total de casos de

cáncer de niño observados en la comuna es dos veces superior al número de casos

esperados,…” y “ se observa una proporción mayor de tumores del sistema nervioso

central que en las poblaciones de referencia, con un SIR del orden de 4”.

A pesar de estas inquietantes conclusiones, los aumentos de casos de cáncer en

Saint Cyr l École, el IVS les ha atribuido “al azar”.

5

© Roger SANTINI – (Abril 2006)

Roger.santini@free.fr

Se autoriza la reproducción y la difusión de este texto siempre que se cite a su autor y las referencias bibliográficas

que constituyen “la fuerza argumental” de estos datos científicos.

 En Israel, una encuesta realizada a los vecinos de antenas repetidoras y de

radioemisores señala un número 9´3 veces más alto de casos de cáncer para una

exposición máxima a radiofrecuencias de 10 V/m. ( 27 mW/cm2) (S. Aburuken et coll.

A cancer cluster in Usfie (Israel).Preliminary notice. Janvier 2005. Informe disponible

en la dirección Email: salita@shani.net)

 En Alemania, en la ciudad de Naila, algunos médicos han dirigido un estudio en más

de 900 personas de las que 302 vivían en un perímetro de 400 m. de las antenas

repetidoras. Estos médicos señalan el doble de riesgo de cáncer en el grupo de los

vecinos cercanos a las antenas, en relación a las personas más alejadas . (Electrosmog-

Revue Raum et Zeit.2004. 132: 30-33)

Una publicación aparecida en el 2004 ( D. Wolf et coll. Increased incidence of cancer

near a cellphone transmitter station. Int. J, Cancer.Prevencion. 2004. 1 : 123-128) pone

en evidencia en la ciudad de Netanya (Israel) un aumento de 4´5 veces del riesgo

relativo de cáncer en los vecinos que viven en un radio de 350 m. de las antenas

repetidoras de telefonía móvil.

Hace mas de 20 años, el autor de este texto concluía un artículo sobre la peligrosidad de

las microondas, con estas palabras: ”… no se pueden descartar los riesgos mutágeno y

(o) cancerígeno que podrían resultar de la exposición humana a las microondas” (R.

Santini et coll. Potentialités mutagène et cancérigène des micro-ondes.La Presse

Médicale. 1984. 13 (3): 126).

3.2 Para los emisores de radiotelevisión:

 Adultos expuestos (radio de 2 km) a un emisor de radiotelevisión, presentan un

aumento significativo del riesgo de leucemias y de cánceres de la vesícula (8).

 Niños expuestos a un repetidor de televisión tienen un aumento significativo del

riesgo de leucemias en un radio de 12 km. (9).

 Niños expuestos a una emisora de radio padecen una bajada de memoria y de la

atención, una bajada de las cualidades musculares y una disminución de los reflejos (10).

 Mujeres expuestas a las ondas de una emisora de radiotelevisión presentan una

bajada significativa de las defensas inmunitarias (11).

 Se ha observado en los vecinos de una emisora de radio en Roma, un aumento

significativo de la mortandad por leucemia en un radio de 6 km. (12)

4.Algunos países ya han adoptado para su población límites de exposición

inferiores a los actualmente admitidos

Italia, en un Decreto de 1998, ha adoptado un umbral de exposición de 10

W/cm2 (6´1 V /m) .en lugar de 450 y 900 W /cm2 ( 41 y 58 V/m.) recomendados por

las instancias europeas para las frecuencias de 900 y 1800 MHz respectivamente.. El

Gran Ducado de Luxemburgo ha adoptado en Diciembre del 2000 un umbral de

exposición de 3 V/m. En Austria la Declaración de Salzburgo recomienda 0´6 V /m.

5.La sensibilidad a las hiperfrecuencias no es la misma para todos.

6

© Roger SANTINI – (Abril 2006)

Roger.santini@free.fr

Se autoriza la reproducción y la difusión de este texto siempre que se cite a su autor y las referencias bibliográficas

que constituyen “la fuerza argumental” de estos datos científicos.

En 1995, L´Institut National de Recherche et de Sécurité (INRS) concluyó tras

un estudio epidemiológico en el seno del ejército del aire francés: “Indiscutiblemente

existe una sensibilidad individual a la acción de las radiofrecuencias. Sometidas a una

misma exposición, algunas personas pueden presentar problemas clínicos, otras no

(13)”. Según “l´International Radiation Protection Association (IRPA), esta sensibilidad

individual a las radiofrecuencias (electrosensibilidad) sería de orden genético e

igualmente dependiente de la edad y del sexo de las personas expuestas.(5).

6.Frecuencias extremadamente bajas (ELF) están presentes en la señal de la

telefonía móvil.

Las ELF tienen efectos biológicos (problemas de sueño, efectos depresivos,

perturbación de la glándula pineal y de la melatonina, aumento del riesgo

cancerígeno….) y esto para valores del campo magnético ELF, del orden de 0´2 a 0´4

microTesla ( 2 a 4 miliGauss) (15).. Se puede recordar que frecuencias extremadamente

bajas en un nivel de campo magnético que puede alcanzar 18 miliGauss (1´8 micro

tesla), aparecen evidentemente en la señal generada por los teléfonos celulares (16).

N.B.

– El “ Centre International de Recherche sur le Cancer” (CIRC) ha clasificado

finalmente en el 2002 las frecuencias extremadamente bajas dentro de los

cancerígenos posibles para el hombre desde que el campo magnético alcanza 0´4

microTesla (4 miliGauss). Este valor representa para el CIRC el umbral a partir del

que hay doble riesgo de leucemia en el niño (IARC- Press. Non-ionising radiation,

Part.I: static and extremely low frequency (ELF) Electric and Magnetic Fields.

2002.8o: 429 pages. ISBN 92-832-1280-0).

– En 1993, en un artículo “Controverse” aparecido en la Revista de la MGEN, R.

Santini ya señalaba, en una polémica oponiéndose al Doctor J. Lambrozo (Direction

Médicale d´EDF), el riesgo cancerígeno de las frecuencias extremadamente bajas,

desde 3 miliGauss (0´3 microTesla) – (R.Santini. Les lignes à haute tension en

question. Valeurs Mutualistes MGEN. 1993. 154: 40-41).

Así, desde la “revelación” de la peligrosidad de las frecuencias extremadamente bajas

por el CIRC en el 2002- después de 10 años desde las alertas de R. Santini –uno puede

preguntarse ¿cuántos casos de leucemias de niños podrían haberse evitado en Francia, si

se hubieran tomado medidas de protección ,desde 1993?

Ciertamente varias centenas.

CONCLUSIÓN

Respecto a lo que precede y a fin de proteger a las poblaciones próximas a las

estaciones repetidoras y a los usuarios de teléfonos celulares, conviene, desde ya,

aplicar el principio de precaución y poner en práctica medidas de radioprotección

descritas en el libro de R. Santini desde 1998 (18):

a) Para las estaciones repetidoras de telefonía móvil:

 Se evitará colocarlas a menos de 300 m. de los lugares habitados

7

© Roger SANTINI – (Abril 2006)

Roger.santini@free.fr

Se autoriza la reproducción y la difusión de este texto siempre que se cite a su autor y las referencias bibliográficas

que constituyen “la fuerza argumental” de estos datos científicos.

 En ningún caso el lóbulo principal del haz de microondas que sale de la antena estará

orientado hacia las viviendas o lugares de vida.

 En los alrededores de las antenas, los ciudadanos no deberán estar expuestos a una

densidad de potencia de las microondas pulsadas superior a 0´1 W / cm2 (0´61 V/m)

(17, 18),….

N.B. A fin de respetar a las personas “electrosensibles” y a las poblaciones más

frágiles (niños, personas mayores, enfermos, inmunodeprimidos,…)la regla en

los alrededores de las antenas repetidoras de telefonía móvil susceptibles de

afectar a estas poblaciones particulares debería ser una densidad de potencia de

las microondas pulsadas próxima al nivel cero.

b) Para los usuarios de teléfonos celulares:

 La comunicación telefónica no debería sobrepasar una duración de 2 a 3 minutos con

un máximo de 4 a 5 comunicaciones por día.

 Los jóvenes menores de 16 años no le utilizarán más que en caso de urgencia como

está recomendado en los informes oficiales en Gran Bretaña y Rusia (17, 18),…

Se trata de atribuir los problemas expresados por los vecinos de antenas

repetidoras a manifestaciones sicosomáticas ligadas a la vista de las antenas . Esta

afirmación no es creíble. En efecto, se han puesto en evidencia en animales salvajes

(cigüeñas blancas) que viven próximas a antenas repetidoras de telefonía móvil

comportamientos anormales y una bajada de la reproducción (19).

Es urgente una toma de conciencia de la peligrosidad de la tecnología empleada

en la telefonía móvil. Iría en el sentido de la alerta lanzada en la “Declaración de

Friburgo”, por médicos alemanes que asocian en sus pacientes síntomas de la

enfermedad de las radiofrecuencias con una “clara relación temporal y espacial entre

la aparición de estas enfermedades y el principio de una riqueza en ondas radio en los

alrededores” – ( Copia de la Declaración de Friburgo disponible en la dirección Email:

igumed@mx.de).

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS COMPLEMENTARIAS

1. G. JOHNSON LIAKOURIS. Radiofrequency (RF) sickness in the Lilliendfeld

study. An effect of modulated microwaves? Arch. Environm. Health. 1998. 53:

236-238

2. M. SANDSSTRÖM et coll. Mobile phone use and subjective symptoms

experienced by users of analogue and digital mobile phone. Occup. Med. 2001.

51: 25-35.

3. R. SANTINI et coll. Symptoms experienced by users of digital phones: A study

of a French engineering school. Electromagnetic Biology and Medicine. 2002.

21: 81-88.

4. R. SANTINI et coll. Symptômes exprimés par des riverains de stations relais de

téléphonie mobile. La Presse Médiclae. 2001. 30: 1954.

8

© Roger SANTINI – (Abril 2006)

Roger.santini@free.fr

Se autoriza la reproducción y la difusión de este texto siempre que se cite a su autor y las referencias bibliográficas

que constituyen “la fuerza argumental” de estos datos científicos.

5. R. SANTINI et coll. Survey study of people living in the vicinity of cellular

phone base stations. Electromagnetic Biology and Medicine. 2003. 22: 41-49

6. E.A. NAVARRRO et coll. The microwave syndrome: A preliminary study in

Spain. Electromagnetic Biology and Medicine. 2003. 22 : 161-169

7. H.P. HUTTER et coll. Subjective symptoms, sleeping problems, and cognitive

performance in subjects living near mobile phone base stations. Occup.Environ.

Med. 2006. 63: 307-313.

8. H. DOLK et coll. Cancer incidence near radio and television transmitters in

Great Britain. I – Sutton Goldfield transmitter. Am. J. Epidemiol. 1997. 145: 1-9

9. B. HOCKING et coll. Cancer incidence and mortality and proximity to TV

towers. MJA. 1996. 165: 601-605.

10. A.A. KOLODYNSKI et coll. Motor and psychological functions of school

children living in the area of the Skunda Radio Location Station in Latvia. The

Science of the Total Environment. 1996. 180: 87-93.

11. P. BOSCOLO et coll. Effects of electromagnetic fields produced by

radiotelevision broadcasting stations on the immune system of women. The

Science of the Total Environment. 2001. 273: 1-10.

12. P. MICHELOZZI et coll. Adult and childhood leukemia near a high-power

radiostation in Rome, Italy. Am. J. Epidemiol. 2002. 155: 1096-1103.

13. INRS. Champs électriques, champs magnétiques, ondes électromagnétiques.

Guide à l’usage du médicin de travail et de prévention. Edition INRS. ED. 785.

1995. 134 pages.

14. IRPA. Guidelines on limits of exposure to radiofrequency electromagnetic

fields in the frequency range from 100 KHz to 300 GHz. Health Physics. 1988.

54: 115-123.

15. R. SANTINI. Notre santé face aux champs électriques et magnétiques. Des faits

scientifiques aux conseils pratiques. Editions Sully. 1995.156 pages.

16. T. LINDE. Et coll.Measurement of low frequency magnetic fields from digital

cellular telephones. Bioelectromagnetics. 1997. 18: 184-186.

17. R. GAUTIER, P. LE RUZ, D.OBERHAUSEN, R. SANTINI. Votre GSM

votre santé on vous ment ¡Livre Blanc des incidences du téléphone mobile et des

antennes relais sur la santé. Editions Marco Pietteur. 2003. 141 pages.

18. R.SANTINI. Téléphones cellulaires Danger? Editions Marco Pietteur. 1998.

208 pages. (Ouvrage référencé au Parlement européen de Bruxelles: Rapport de

1999 du Député G. Tamino). Livre mis à jour et réédité en 2002.

19. A. BALMORI. Posible effects of electromagnetic fields from phone masts on a

population of white stork (Ciconia ciconia). Electromagnetic Byology and

Medicine. 2005. 24: 109-119.

Hecho en Villeurbanne , el 27 de abril de 2006

Roger SANTINI

under: General

Los comentarios están cerrados.

Categories